Ir a contenido
La temperatura del agua ideal para cada tipo de cabello

La temperatura del agua ideal para cada tipo de cabello

No es un mito, la temperatura del agua con la que lavas tu cabello tiene mucho que ver con su salud y obviamente, con su apariencia.
Posiblemente te hayan dicho muchas veces que debes lavar tu cabello con agua fría, pero ¿sabes realmente por qué?

¿Fría o caliente?

La diferencia que tiene el uso de la temperatura del agua depende mucho del tipo de cabello que tengas, como los productos, no todos tienen las mismas funciones, así que: 

Si tu cabello es de tendencia grasa o tienes un cuero cabelludo sensible, deberás usar agua a temperatura ambiente, lo más fría que puedas, NUNCA CALIENTE. Esto ayudará a eliminar de manera más efectiva los residuos de grasa en tu cabello, abriendo ligeramente los poros y permitiendo que todo lo que obstruye el fólico se desprenda, dejando tu cabello completamente limpio.

Si tu cuero cabelludo es muy sensible, esta también será una buena opción, pues relajará los folículos y permitirá que los beneficios de los productos que estás usando actúen mejor. 

Si tienes procesos químicos, de color o decoloraciones, el agua fría es perfecta para ti, esto ayudará a que el color permanezca por más tiempo, que tus puntas se sellen y que tengas un cabello más saludable.

Si tu cabello tiende a caerse mucho o sufres de caspa, el agua fría es para ti.  Lo ideal es cerrar los folículos y las cutículas para evitar el desprendimiento de más cabellos. El agua fría no solo dejará tu cabello brillante, sino que también lo fortalece.

Y si te preocupa el tema de la caspa, todo esta en los movimiento que aplicas sobre el cuero cabelludo, más un excelente producto para desintoxicar. Antes de aplicar el producto, frota tu cuero cabelludo para desprender cualquier tipo de contaminación y permitir que el shampoo haga lo suyo. Recuerda siempre dos aplicaciones de shampoo.

El agua caliente hace que la porosidad del cabello aumente, debilitándolo y haciendo que se rompa mucho más fácil y provocando que el cabello pierda sus proteínas naturales, dañando el cuero cabelludo y provocando sequedad.

Consulta siempre con nuestros profesionales, ellos están disponibles para asesorarte en todo tu proceso, desde los productos ideales para ti, hasta las mejores maneras de aprovechar los beneficios que cada uno tiene.

POR: ALEJANDRA MARÍN

Artículo anterior 5 tips para combatir la caída del cabello
Artículo siguiente Los productos que necesitas para crear unas ondas perfectas